Digitalia

Ventajas e inconvenientes del nuevo USB4

El USB Implementers Forum (USB-IF) quien publica al mundo todo lo relacionado con los estándares de las conexiones tipo USB, hizo su publicación sobre una nueva versión que será implementada en diversos dispositivos en el futuro.

Se trata del más reciente estándar de este tipo de conexión, llamado USB4, que traerá emocionantes novedades pero otras no tanto.

Las características que traerá el protocolo USB4

No está mal escrito, a comparación de sus predecesores, esta nueva versión no tendrá una nomenclatura  tipo USB 4 o USB 4.0, como hasta ahora, así que la manera correcta de nombrarlo es USB4, con todos sus caracteres juntos. 

Pero este cambio es apenas la punta del iceberg, pues las increíbles novedades te las explicaremos a continuación:

Thunderbolt 3 será opcional

Thunderbolt 3 empezó a sonar en muchos lugares con la llegada del USB Tipo C que muchos móviles más actualizados poseen, especialmente en la gama de Apple. 

Entre sus grandes beneficios nos otorgó el doble de velocidad para transferir señales de vídeo para pantallas e incluso conectar dispositivos entre sí. Además pudimos conectar puertos HDMI 2.0, y  monitores 5K, etc.

Un USB 4 muy sexy

Todo esto fue gracias a que Intel le otorgó Thunderbolt 3 a USB-IF para que tuviera la total libertad de que ellos y otras fábricas pudieran implementarlo, sin duda se trata de tecnología del futuro.

Pero a partir de ahora será opcional, es decir, que no todos los dispositivos que tengan USB4 podrán disfrutar de esta maravilla y lo dejan a decisión del fabricante, en especial en móviles y tablets.

Así que los usuarios que quieran gozar de las novedades de este nuevo protocolo USB, tendrán que asegurarse que sean compatibles.

Capaz de transmitir a 40 Gbps dependiendo del cable

La buena noticia, es que gracias al USB4 ahora podremos gozar de una velocidad de transferencia de hasta 40 Gbps sin depender de Thunderbolt 3, sin embargo, debemos de asegurarnos de utilizar también los cables adecuados.

Se trata de los cables de doble vía los que nos ayudarán a aprovecharlo al máximo, pues los cables comunes pueden limitar su velocidad de 10 a 20 Gbps, velocidad comparable a los USB 3.2.

En este caso, los usuarios tendrán que documentarse un poco antes de elegir el cable ideal, pues posiblemente la única manera de saber sobre ésta compatibilidad sería mirando las especificaciones en el empaque.

De momento tenemos la pista de que los cables dual-lane de los USB 3.2 nos ayudan a alcanzar como máximo una transferencia de 20 Gbps, y seguramente para aprovechar los 40 Gbps del USB4 habrá de conseguir un cable más costoso y difíciles de conseguir.

Aunado a esto, como hemos podido observar en los USB 3.1 con capacidad máxima de 10 Gbps (y una velocidad de 1,25 GB/s), además del cableado correcto, también tenemos que preocuparnos por la capacidad del dispositivo para alcanzar esa velocidad.

A pesar de que las memoriaa USB sean compatibles con ese modelo, en realidad no alcanzan tal velocidad, así como los SSD externos, siendo un factor más a tener en cuenta.

Por otro lado, quienes posean dispositivos con conexiones USB más antiguos como 2.0, 3.0, 3.2 y tecnología de Thunderbolt 3, afortunadamente el USB4 seguirá siendo compatibles pero sólo con el uso de dongles (o adaptadores) no reversibles.

En realidad, USB4 está diseñado para las conexiones tipo USB C (cuya forma es más redonda a las anteriores) ya que son las únicas que poseen USB Power Delivery, un protocolo inteligente que aumenta la velocidad de carga de energía en diversos dispositivos móviles.

Conectar múltiples dispositivos

Otra de las emocionantes novedades de este nuevo estándar, es la capacidad de conectar varios dispositivos sin afectar la velocidad de latencia.

Esta es una excelente noticia si eres de los que se quedan cortos con las conexiones USB y estás obligado a utilizar un «ladrón» o USB Hub. 

Ahora podrás conectar otros aparatos como monitores Full HD, discos duros externos, impresoras, etc., donde cada uno gozará de la misma gran velocidad y no se repartirá entre todos como antes.

Para aquellos dispositivos que además de transferir, también se alimentan de este puerto, cabe destacar que con USB4, la energía que se consume está gestionada, pues los dispositivos cargarán la potencia justa y necesaria, ayudando a mantener la batería de nuestro portátil.

Este increíble estándar ya estará disponible para los fabricantes de dispositivos desde septiembre de 2019, será hasta el 2020 cuando veamos los primeros dispositivos que la han implementado y podremos tenerlo en nuestro poder posiblemente hasta el 2021.