Digitalia

¿Qué datos puede ofrecer el ECG del Apple Watch?

Pocos son los usuarios conocedores de todas las funciones ocultas en el interior de los sistemas operativos de los dispositivos de la reputada marca Apple. Aplicaciones que nos ayudan en nuestro día a día, desde en la forma de vestir hasta en las tareas más cotidianas, pero este es el caso concreto de la aplicación conocida como ‘Salud’ y las características ocultas que posee y de las cuales no éramos conscientes.

La combinación de nuestro IPhone con el último modelo de reloj inteligente Apple Watch Series 4, oculta una función que puede salvarte la vida, el seguimiento cardiaco y electrocardiograma (ECG). Los modelos predecesores de Apple ya eran capaces de alertar al usuario de tensiones bajas o pulsaciones elevadas, gracias a la aplicación de salud. Además, cabe destacar que el nuevo Apple Watch Series 4 puede incluso llegar a realizar electrocardiogramas.

Esta nueva incorporación por parte de Apple ya ha salvado más de una vida gracias al uso de su tecnología ECG. Este nuevo sistema ha llegado a avisar a usuarios de frecuencias cardiacas bajas y altas, además de incluso poder descubrir enfermedades cardíacas que estos desconocían. 

Paul Hutton es uno de tantos enamorados de Apple que un día se realizó un electrocardiograma con su Apple Watch tras varios avisos de por parte de este de una frecuencia cardíaca baja. Tras los resultados establecidos por el reloj, decidió pedir una opinión médica, por lo que concretó una cita en la que para su asombro se le diagnosticó una anomalía cardíaca. Hutton fue sometido a una cirugía, que puede que le haya salvado la vida, aunque en cierto modo este mérito fue de las nuevas funciones de su reloj inteligente. 

Electrocardiograma en Apple Watch Series 4

La nueva y más actualizada gama de relojes inteligentes de Apple lleva incorporados mini electrodos en la parte de la conocida como ‘Rosca’, el sistema que permite normalmente poner en hora un reloj tradicional. Para llevar a cabo la realización de un ECG, únicamente deberás pulsar esta parte con tu dedo durante unos 30 segundos aproximadamente, esto creará un ciclo cerrado que acabará generando una onda en forma de electrocardiograma. Además, los resultados también serán capaces de mostrar posibles fibrilaciones auriculares, si es que se descubren síntomas de ritmos cardiacos irregulares.

Cuál es la opinión profesional de los médicos

Según confirman varios expertos, un ECG puede llegar a ser incluso más valioso que un simple monitor de frecuencia cardíaca, y es que tener monitoreada nuestra frecuencia cardíaca en nuestros dispositivos móviles no es tan preciso como poder llegar a ver una imagen real. En el caso concreto de la aplicación de Salud de los modelos de Apple, esta ofrece únicamente un equivalente a un ECG de una sola derivación, lo que viene a ser una sola vista de este control cardíaco, pero no dejando de ser una vista más que importante ante una situación crítica.

Cuáles son los beneficios de este nuevo sistema

El mayor problema de los cardiólogos es que suelen intervenir en casos cardíacos una vez estos suceden y no antes, es por ello que la incorporación del ECG de una sola variación en nuestro dispositivo Apple puede grabar los síntomas precedentes a este posible caso cardíaco, exportar estos datos a un formato PDF y hacerlos llegar a tu cardiólogo en la siguiente visita.

La compañía del magnate Steve Jobs, ha estado trabajando duramente en este sistema ECG que podemos encontrar ya incorporado en la nueva versión del Apple Watch Series 4, y es que han sido muchos los meses en los que gracias a la colaboración con el instituto de Stanford Medicine se ha logrado identificar ritmos cardíacos irregulares. El descubrimiento de estos problemas podría salvar vidas de personas que desconocen que sufren cualquier anomalía cardíaca.

Este sistema no es nada nuevo en dispositivos móviles

Apple no ha sido la primera compañía del sector tecnológico en apostar por la incorporación de estos sistemas en sus dispositivos. Existen monitores de frecuencia cardíaca que pueden ser conectados a nuestros dispositivos mediante Bluetooth, como es el caso del ‘AliveCor’, con un precio de 100 dólares. Además, esta misma compañía ofrece ‘KardiaBand’, también compatible con el Apple Watch.

Digital Trends también está interactuando con estos nuevos sistemas con su nuevo modelo ‘ECG móvil WIWE’, según los expertos es más confiable y preciso que el Apple Watch Series 4, que se basa en la incorporación de una diminuta tarjeta de crédito que es conectada a nuestro teléfono a través de una aplicación que registra un electrocardiograma. El precio de este modelo ronda los 289 € y su funcionalidad es muy sencilla, ya que el usuario solamente deberá colocar los dedos derecho e izquierdo en los sensores o ambos pulgares.

Pero no todo es color de rosas, y es que, todos estos modelos anteriormente mencionados han recibido la autorización de la Federación y Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), pero en el caos concreto del modelo de WIWE y Apple surgen ciertos inconvenientes. 

En lo que respecta al modelo presentado por WIWE se cree que los electrodos diseñados que quedan a la altura de la muñeca podrían ocasionar interferencias con los propios pelos de es aparte del cuerpo, mientras que el modelo de Apple ha recibido la advertencia de que los datos proporcionados por el ECG deberán de ser únicamente de uso informativo.

Comparativa del Apple Watch con la competencia

Una vez más Apple no ha querido escatimar en recursos y además de la función innovadora del ECG, la nueva gama de Apple Watch cuenta con otras muchas características en el ámbito de la salud, dado que Apple ha incorporado el registro de caídas, la posibilidad de realizar llamadas a los servicios de emergencias si no se detecta actividad tras un minuto, seguimiento físico del usuario…

La compañía ya está trabajando para poder introducir este nuevo modelo y su sistema en los mercados del resto del mundo, y es que, este nuevo Apple Watch Series 4 que rondará los 400 dólares cuenta con la autorización FDA de los Estados unidos y será el perfecto sustituto portátil a los dispositivos ECG específicos.